miércoles, 5 de diciembre de 2007

Apenas se levantan las mismas cosas
que ayer se levantaron
y una pregunta vieja renace:
¿Para cuándo el hombre,
para cuándo su paisaje?