miércoles, 5 de diciembre de 2007

Hablemos de otros ríos
que del mundo y los hombres
todo lo hemos perdido.
Sí, hablemos de nosotros,
inatmosféricos, inacinéticos,
esquizofrénicos.
-¿A dónde
llevas la muerte,
a dónde
vas como sombra?
-Cabello, el hueso, espuma;
aquí la llevo, hermano,
en tu boca frente a mi sed.
-¡No, dámela!
-¡Rayo, tiempo, noche al galope!
-¡Sí, tómame¡