lunes, 3 de diciembre de 2007

I.
(Quien habla en mí es un dios blasfemo;
ahora también, antes desde el fuego.
Y como número
seré figura o letra
salvo ante los más sabios...
que la verdad es poca,
los sabios, demasiados).