lunes, 3 de diciembre de 2007

X
Los dioses
al par
tuvieron
el diez
por su
figura
cabal
y múltiple,
semilla
y artífice,
completa,
perfecta.
Dos triángulos
virtuales,
poéticos,
unidos
al punto
de encuentro.
En ti
vistieron
de carne,
de sangre,
maldad
y tiempo.
Y en tu
divino
y airoso
esbozo
al tiempo
le han puesto
calzado
y aún
sombreros.